Página del Frente|Introducción|Mapa de proceso de educación especial
El Proceso del IEP |Otras elecciones de escuelas|Resolución de problemas|
Comportamiento y disciplina|res|Glosario

CESA 7|

WI FACETS|

Wisconsin Department of Public Instruction

Educación Especial en Palabras Sencillas


Parte 4:  Educación especial, comportamiento y disciplina

Introducción|
Cómo prevenir que el comportamiento se convierta en un problema |
Evaluación del comportamiento funcional |
Planes de intervención del comportamiento |
Objetivos de comportamiento en el IEP |
Labor del equipo del IEP en materia de comportamiento |
Cuando ocurre un problema |
Consecencias disciplinarias y reglas de la escuela |
Suspensiones |
Exclusión a través de patrones de suspensión o expulsión |
Opciones de suspensión a largo plazo —Sin armas, drogas o lesiones corporales graves |
Opciones de suspensión a largo plazo —Peligro para sí mismo o para otros |
Opciones de suspensión a largo plazo —Armas, drogas ilegales o lesiones corporales graves |
Progreso en el currículo de educación general y objetivos del IEP |
Si los padres están en desacuerdo|
Audiencia sin demora |
Protección para niños que aún no son elegibles para educación especial y servicios relacionados

Introducción:

La mayoría de los problemas legales en educación especial y disciplina pueden prevenirse. Los padres y los distrito pueden trabajar en equipo para:

 

arriba

Cómo prevenir que el comportamiento se convierta en un problema:

Todos los niños, incluyendo los niños sin discapacidades demuestran a veces comportamientos que interfieren con su propio aprendizaje y el de sus compañeros.  Los niños con discapacidades, al igual que todos los niños, a veces toman la decisión equivocada, hacen cosas que quebrantan las reglas o actúan de una manera directamente relacionada con los problemas asociados con su discapacidad.  Para muchos niños con discapacidades, tiene sentido usar reglas y consecuencias regulares para ayudar a enseñarles el comportamiento apropiado. Sin embargo, para algunos niños, eso no es suficiente.

Si el comportamiento de un niño sigue interrumpiendo su aprendizaje o el de otros niños, los padres y la escuela pueden trabajar conjuntamente para hacer cambios. Si el distrito o los padres piensan que un niño podría comportarse de manera que interrumpa la audiencia, pueden trabajar conjuntamente para hacer planes y prevenir ese comportamiento o para ayudar a que el niño aprenda otras maneras de comportarse. Es importante documentar el comportamiento para resolver el problema con soluciones positivas para el alumno.

Cuando el equipo del IEP se reúne, el distrito y los padres deben indicar que una de las necesidades del niño es respecto al comportamiento. La ley no requiere que todos los niños con discapacidades tengan un Plan de intervención de comportamiento, pero algunos expertos indican que es buena idea tener uno en el IEP si el comportamiento del niño es un problema.

Los planes de comportamiento son herramientas que pueden ser usadas por las escuelas para ayudar a que el niño aprenda mejores maneras de comportarse. Los planes de comportamiento usualmente se usan para comportamientos ya existentes en el niño. El equipo del IEP puede crear un plan de intervención de comportamiento que ayude a la escuela a:

 

arriba

Evaluación del comportamiento funcional

Boletín del DPI # 07.01

Para muchos niños con problemas de comportamiento, el uso de estrategias comunes contra el mal comportamiento no parecen funcionar. Cuando esto sucede, el equipo del IEP puede usar un proceso llamado evaluación de comportamiento funcional (FBA) para tratar de entender el comportamiento del niño. El distrito tiene a alguien que entiende de FBA o puede encontrar a alguien que ayude a entender cómo hacerlo. 
Una evaluación FBA intentará analizar cada comportamiento problema para determinar cuándo y por qué ocurre. La persona que realiza la evaluación probablemente querrá observar al niño, entrevistar a los padres y maestros e investigar los lugares y horarios en los que el comportamiento del niño ocurre.
Cuando el distrito usa una FBA para observar más de cerca el comportamiento del niño, intentará responder qué función tiene este comportamiento en el niño.
Expertos indican que hay sólo dos respuestas a esa pregunta. Todos los comportamientos:

Una buena FBA mirará más allá del comportamiento para determinar sus efectos en el niño. Una buena evaluación FBA:

Una buena FBA responde a dos preguntas importantes:

 

arriba

Planes de intervención del comportamiento: Enseñanza de comportamientos

Boletín del DPI #07.01

Un miembro del equipo del IEP puede hablar sobre comportamiento.  Es mucho mejor lidiar con asuntos de comportamiento lo más pronto posible. Un equipo del IEP puede hacer un plan de intervención positivo de comportamiento usando la información de un FBA. Un plan de intervención de comportamiento positivo no excusa el comportamiento, sino que ofrece a la escuela un plan de acción para que cuando el comportamiento ocurra, los maestros y otros sepan cómo actuar para disminuir el comportamiento y enseñar comportamiento alterno.

Un equipo del IEP puede usar la información del FBA para hacer un plan que enseñe comportamientos alternativos que tengan la misma función que un comportamiento problema. Una intervención positiva no consiste simplemente en una lista de consecuencias. También planifica la enseñanza de comportamientos alternativos, al tiempo que se reduce el problema.

Estos son algunos pasos para un plan positivo de intervención.  El objetivo es reducir o eliminar el comportamiento problema:

  • ¿Cuál es la función (causa) del problema? (Una FBA dará mucha información para responder a esta pregunta).
  • ¿Qué comportamiento deseamos que el niño cambie? El comportamiento de reemplazo DEBE tener la misma función para el niño.
  • ¿Qué hará el maestro (u otra persona) para impedir el comportamiento problema? (Nuevamente, el FBA proporcionará información al respecto).
  • ¿Qué hará el maestro (u otra persona) cuando el niño demuestre el comportamiento correcto o alterno en cualquier situación?  (el refuerzo positivo está eliminando algo que actñua de manera negtiva)
  • ¿Cuándo y cómo el maestro (u otra persona) enseñará el comportamiento alternativo?
arriba

Objetivos de comportamiento en el IEP

Para muchos niños, el comportamiento puede ser parte del IEP tanto como cualquier otra área. El equipo del IEP puede usar el nivel actual de logro académico y desempeño funcional, objetivos anuales y servicios específicos para ayudar al niño a aprender comportamientos apropiados de la misma manera que puede enseñar al niño a aprender otras cosas. El objetivo debe indicar:

  1.   ¿Cuándo? (¿En cuánto tiempo el niño logrará el objetivo?  ¿Una semana, un año?)
  2.  Qué necesita ocurrir para que el niño demuestre este comportamiento. (“cuando está en el parque, cuando el maestro se lo pida, etc.)
  3.   ¿Qué comportamiento?  (“comenzará a cumplir con las instrucciones,” “se alejará de sus compañeros”, etc.)
  4.   ¿A qué nivel específico?  (“en grupos grandes o pequeños” “por tres días seguidos” “8 de cada 10 veces” etc.)

Estos son algunos ejemplos:




Cuando se implemente el IEP, los maestros enseñarán al niño las capacidades necesarias para lograr el objetivo.

 

arriba

Labor del equipo del IEP en materia de comportamiento

Para muchos niños, la frustración o aburrimiento lleva a problemas de comportamiento. Si un niño tiene un buen IEP que satisface sus necesidades individuales y le ayuda a tener éxito, muchos problemas pueden prevenirse. Si cualquier miembro del equipo del IEP siente que el IEP ya no está funcionando, puede solicitar al equipo del IEP que se reúna para hacer los cambios al IEP.

Cuando un buen IEP se acopla con una buena asignación de servicios, las oportunidades de aprendizaje del niño aumentan considerablemente. Las oportunidades de desarrollo de comportamientos problema se reducen a menudo. Si el niño tiene problemas continuos de comportamiento que dificultan su aprendizaje o el de otros, el equipo del IEP debe hacerse las siguientes preguntas:

  1. ¿Está este IEP siendo implementado? De no ser así, ¿qué necesitamos hacer para cambiar?
  2. ¿Funciona el IEP? ¿Está satisfaciendo las necesidades especiales del niño?
  3. ¿Está recibiendo el niño todos los servicios que necesita aprender? De no ser así, ¿necesita el equipo del IEP cambiar o añadir algún servicio?
  4. ¿Es la colocación del niño (clase o situación de aprendizaje) apropiada para las necesidades del niño?
  5. ¿Ayudará una FBA al que el equipo del IEP entienda el comportamiento y desarrolle un buen plan de comportamiento?

El equipo del IEP puede usar información de una FBA para desarrollar un plan de comportamiento positivo. El equipo del IEP también puede hablar sobre el cambio de servicios, de colocación o situación de aprendizaje o del IEP para satisfacer de mejor manera las necesidades del niño.

 

arriba

Cuando ocurre un problema

Los niños con discapacidades tienen muchos derechos. Uno de ellos es el derecho a participar en entornos menos restrictivos, recibiendo clases junto a compañeros que no tienen discapacidades lo máximo que sea posible. Para muchos niños con discapacidades, el equipo del IEP decidirá si es apropiado que el niño tengan las mismas consecuencias de comportamiento que cualquier otro niño en la escuela. Algunos equipos del IEP incluyen esto en el IEP. La mayoría de los niños con discapacidades son capaces de entender y seguir los mismos reglamentos en la escuela que el resto de sus compañeros sin discapacidades. Ellos tienen la misma protección legal que cualquier otro niño.

CONSEJO:  Hable de los problemas de comportamiento con el equipo del IEP cuando ocurran para evitar problemas más severos más tarde.

La escuela es responsable de mantener a los niños y demás personas seguras, al tiempo que protege los derechos de los niños. Si un niño se comporta de manera peligrosa hacia otros o hacia sí mismo, la labor de la escuela es lidiar con el peligro y mantener a las personas seguras. La ley de educación especial no puede interferir con la seguridad de la escuela.

La escuela puede usar una serie de castigos o consecuencias por quebrantar las reglas. Un niño con discapacidades puede recibir las mismas consecuencias o castigos que los demás niños, con una sola excepción: exclusiones de educación a largo plazo (consulte abajo). Sin embargo, la ley tiene algunas restricciones. Por ejemplo, en Wisconsin, es ilegal usar castigo corporal para disciplinar a un niño en la escuela. El “castigo corporal” incluye castigos tales como dar nalgadas, abofetear o hacer que un niño permanezca en una posición dolorosa, cuando se usa como medio de disciplina. Esto se aplica a todos los niños, no sólo a aquéllos con discapacidades.

CONSEJO:   La ley de Wisconsin requiere que las escuelas implementen un Código de conducta en la Clase. Los padres deben pedir al distrito una copia y revisarla al escribir el plan de comportamiento del IEP.

El equipo del IEP debe hablar sobre posibles problemas de comportamiento. También debe discutirse las consecuencias de la escuela tienen algún sentido para el niño.   

CONSEJO:  El castigo generalmente no resuelve el problema. Sólo indica al niño qué no debe hacer. No le indica al niño qué hacer.

Cuando ocurre un problema de comportamiento, un buen primer paso es reunir al equipo del IEP para discutirlo. El equipo del IEP puede tomar pasos para prevenir que el problema se repita usando planificación del comportamiento, FBA, revisión del IEP, cambio de servicios o cambio de colocación. Como siempre, los padres son participantes a igual escala en la discusión. Si hay desacuerdos, se debe implementar primero métodos informales y luego formales para solucionar el problema.

 

arriba

Consecuencias disciplinarias y reglas de la

El paso más importante para los padres y la escuela es planificar. Ellos deben saber las reglas de la escuela. Si un comportamiento será un problema, se debe hablar al respecto en el IEP. El equipo del IEP debe crear un plan de comportamiento para enseñar comportamientos alternativos.

CONSEJO:  Si el equipo del IEP no menciona el comportamiento, el padre puede hablar de ello en cualquier reunión del IEP.

Un equipo del IEP puede hablar sobre patrones de comportamiento que causan problemas. Algunas discapacidades tienen comportamientos “comunes”. Si estos son un problema, el equipo del IEP debe atacar esos problemas. No todos los niños mostrarán un comportamiento común típico de esa discapacidad. Algunos niños pueden mostrar comportamientos que no son comunes para esa discapacidad. Es importante que el equipo del IEP hable sobre el comportamiento que es o que puede ser un problema. AHORA es el momento de lidiar con el problema. El equipo del IEP puede hacer un plan.

La ley federal y estatal establece que es ilegal discriminar a una persona por motivos de discapacidad. Un niño con discapacidades no puede ser disciplinado más severamente que un niño sin discapacidades por quebrantar la misma regla. Si un niño sin discapacidades puede ser suspendido por tres días por quebrantar una regla, un niño con discapacidades no puede ser suspendido por más de tres días por quebrantar la misma regla. No hay ley que indique que un estudiante con discapacidades no pueda ser disciplinado.

Adicionalmente, la escuela tiene el derecho y la responsabilidad de reportar delitos a la policía. Para reportar un delito, la escuela no necesita del permiso de los padres. Para un niño con discapacidades, si se llama a la policía, la escuela debe entregar copias de los expedientes de educación especial y disciplinarios del alumno si la policía los solicita. Sin embargo, la escuela no puede proporcionar los expedientes de educación especial o disciplinarios a menos que obtenga el permiso de los padres, tenga una orden judicial o responda a una situación en la que la salud y seguridad del niño están en peligro.

 

arriba

Suspensión en la escuela y fuera de la escuela

Cuando se suspende a un niño, el niño es retirado de la escuela o de la clase durante un cierto número de días, como consecuencia de quebrantar la regla de la escuela o de la clase. Durante las suspensiones en la escuela, el niño se encuentra en el edificio de la escuela pero no está asistiendo a clases. A veces las suspensiones en la escuela incluyen hacer ciertos trabajos sin estar en el salón de clases. Las escuelas deben informar a los padres si el niño es suspendido. Muchas escuelas lo hacen por escrito. Los padres pueden llamar y pedir copias de las políticas del distrito. Los padres también tienen derecho de saber por qué se suspendió al niño. Los padres tienen el derecho bajo la ley estatal de reunirse con otra persona que no sea la que suspendió al niño para apelar la suspensión.

CONSEJO:  Los padres deben llamar o visitar la escuela cuando el niño esté suspendido y determinar por qué el niño fue suspendido, cuánto tiempo duró la suspensión y qué servicios, de ser el caso recibe el niño durante el periodo de suspensión.

En Wisconsin, un niño con discapacidades puede ser suspendido por hasta 5 días seguidos, igual que un niño sin discapacidades. Una escuela puede suspender a un niño por más de 5 días seguidos sólo si envía un aviso  de audiencia de expulsión a los padres. La escuela y los padres, como parte del equipo del IEP, pueden acordar cambios de colocación. (Consulte la Parte 3 sobre “resolución de problemas”.)

CONSEJO: Si un niño con discapacidades es suspendido y ocurre otro problema de comportamiento, la consecuencia de la suspensión probablemente no sirvió. Es buena idea que el equipo del IEP se reúna y hable sobre el desarrollo de un plan de intervención de comportamiento positivo para ayudar a prevenir problemas actuales y enseñar nuevos comportamientos. Una FBA puede ayudar al equipo a desarrollar un plan. Se pueden planificar un plan para la evaluación de comportamiento funcional en una de las reuniones, si el equipo tiene suficiente información.

 

arriba

Exclusión a través de patrones de suspensión o expulsión

Generalmente, la escuela puede suspender a un niño con discapacidades de la escuela por un periodo total de 10 días sin tener que tomar pasos especiales y sin ofrecer servicios durante la suspensión. En Wisconsin, esto puede ser hasta cinco días a la vez.

La ley federal de educación especial permite la suspensión de 10 días consecutivos por un incidente. Sin embargo, la ley estatal es diferente. La ley de Wisconsin sólo permite una suspensión de diez días si se ha enviado un aviso de audiencia de expulsión al niño y a los padres. Por lo tanto, la suspensión más larga permitida en caso de que no se envíe un aviso de expulsión es de 5 días.

La ley no establece un límite específico en la cantidad de días que el niño puede ser sacado de la escuela en un año escolar. Después de 10 días de suspensión en un año escolar, la escuela debe ofrecer servicios si hay otra suspensión, aún cuando se esté en otro entorno. Si las suspensiones adicionales suman menos de diez días y no hay un cambio de colocación, el personal de la escuela, incluyendo al menos uno de los maestros del niño, decidirán si se requiere de servicios. Si la suspensión resulta en el cambio de colocación, los participantes del equipo del IEP deciden qué servicios son apropiados. 

CONSEJO: Si el niño es suspendido una y otra vez, entonces el equipo del IEP debe reunirse y estudiar más de cerca cómo prevenir o reducir el comportamiento problema.

Si el niño es suspendido con frecuencia, el personal de la escuela deben ver si las suspensiones están creando un patrón. Un patrón de suspensiones más cortas que suman más de diez días en el año debe observarse de cerca. Se podría cambiar la colocación que requiera procedimientos apropiados.

Las múltiples suspensiones que totalicen más de diez días en el año escolar pueden ser un cambio de colocación en algunos casos. Las cosas que la escuela considera al decidir si hay un cambio de colocación incluyen:

Si la suspensión crea un cambio de colocación, la escuela debe asegurarse de seguir los procedimientos apropiados. El distrito, los padres y los miembros relevantes del equipo del IEP deben hacer una determinación de indicios. Consulte las Opciones de suspensión a largo plazo.  Si el comportamiento es la manifestación de la discapacidad, la escuela no puede suspender al niño. El equipo del IEP debe reunirse para desarrollar o revisar el plan de intervención de comportamiento. 

Si el comportamiento no es una manifestación de la discapacidad, la escuela puede suspender al niño. La escuela puede hacer que el equipo del IEP haga un FBA y un plan de intervención de comportamiento si lo considera apropiado. Sin embargo, durante la suspensión, el niño debe recibir los servicios del IEP que el equipo decida. Los patrones de suspensión no pueden impedir que el niño siga participando en el currículo general, no en los servicios indicados en el IEP, ni trabajar por lograr los objetivos del IEP.

CONSEJO:  Si parece que está ocurriendo un patrón de suspensiones, los expertos recomienda que se llame a una reunión del equipo del IEP para revisar el IEP y posiblemente cambiar la colocación del niño. Si los padres y el resto del equipo están de acuerdo en cambiar la colocación, entonces se implementa el IEP y generalmente ocurre un cambio en el comportamiento.

Si el niño tiene múltiples suspensiones que totalizan diez días en un año escolar y la escuela piensa que las suspensiones adicionales no son un cambio de colocación, el personal de la escuela y uno de los maestros del niño decidirán los servicios que el niño recibirá durante la suspensión.  (Consulte la parte de “resolución de problemas”.)

Todos los niños tienen el derecho a una audiencia antes de que se les expulse de la escuela. Los niños con discapacidades tienen derechos adicionales. En ocasiones un niño con discapacidades hace algo que normalmente resulta en la expulsión o suspensión, lo cual conlleva un cambio de colocación. La escuela debe informar a los padres, aunque el niño no esté en educación especial. Luego, la escuela debe asegurarse de seguir las reglas adicionales porque el niño está en educación especial. Es posible hacer las cosas de manera diferente si el comportamiento involucra drogas, armas o lesiones corporales graves.

 

arriba

Opciones de suspensión a largo plazo—Sin armas, drogas o lesiones corporales graves

El distrito, los padres y los miembros relevantes del equipo del IEP realizan una determinación de indicios. Este grupo determina si el comportamiento que ha metido al niño en problemas es una manifestación de la discapacidad del niño. La ley no permite que la escuela use la expulsión o suspensión a largo plazo si la causa del comportamiento es la discapacidad misma. Si el comportamiento es la manifestación de la discapacidad del niño y no se ha repetido, el equipo del IEP debe realizar una evaluación del comportamiento funcional y desarrollar un plan de comportamiento positivo. Si el niño ya tiene un plan de comportamiento positivo, el equipo del IEP debe reunirse para revisar el plan y  lidiar con el comportamiento. Si el comportamiento no es una manifestación de la discapacidad del niño, el equipo del IEP realiza una FBA y un plan de intervención de comportamiento, de ser apropiado.

CONSEJO: Los expertos acuerdan que el equipo del IEP puede y debería hablar y documentar las necesidades de comportamiento relacionadas con la discapacidad usando una FBA antes de la crisis. Una FBA centrada en la prevención, enseñanza y planificación a menudo puede prevenir la crisis.

Para hacer una determinación de indicios, el distrito, los padres y los miembros relevantes del IEP deben analizar atentamente la información relevante en la vida del niño, incluyendo:

El equipo del IEP determina que el comportamiento es una manifestación de la discapacidad del niño si:

O

 

No es una manifestación de la discapacidad

Si se determina que el comportamiento NO es una manifestación de la discapacidad del niño, entonces el niño puede ser expulsado o suspendido al igual que cualquier otro niño sin discapacidades. La escuela debe seguir ofreciendo servicios para que el niño progrese en el currículo de educación general y avance hacia el cumplimiento de los objetivos del IEP, aún cuando el niño ya no esté en el mismo entorno escolar. El equipo del IEP decide qué servicios necesita el niño y dónde serán ofrecidos. Consulte el Boletín del DPI #06.02.

Manifestación de la discapacidad

Si el comportamiento es una manifestación de la discapacidad, la escuela puede aún así asignar al niño a través del equipo del IEP, pero el niño no puede ser expulsado. El equipo del IEP debe hacer una FBA y desarrollar un plan de intervención de comportamiento.  Si ya existe un plan de intervención de comportamiento, el equipo del IEP debe revisarlo y hacer los cambios necesarios, de ser el caso, para lidiar con el comportamiento. El equipo del IEP debe decidir cómo brindar los servicios necesarios al niño en un entorno menos restrictivo.

 

arriba

Opciones de suspensión a largo plazo—Peligro para sí mismo o para otros

Si la escuela cree que el niño con discapacidades tiene grandes posibilidades de hacerse daño a sí mismo o a otros, puede suspenderlo (dentro de los límites de las suspensión indicados arriba) y hacer que el equipo del IEP se reúna y revise el IEP y la colocación. Si el equipo del IEP, el cual incluye a los padres, cree que una FBA y que un plan de intervención de comportamiento (o una revisión del plan) es lo que se necesita, entonces debe llevarse a cabo.

El equipo del IEP puede desarrollar una colocación diferente para el niño que se ajuste mejor a sus necesidades. A menos que los padres soliciten una audiencia procesal, el niño recibirá una nueva colocación para seguir:

CONSEJO: Los padres deben consultar las políticas de intervención de la escuela en caso de crisis y envío a la policía.

Si el equipo del IEP no puede resolver el problema y el distrito considera que el mantener al niño en la colocación actual podría causar lesiones al niño o a otros, el distrito puede solicitar una audiencia para que el niño sea asignado a un Entorno Educativo Alternativo Interino (IAES) por hasta 45 días de clase. Un IAES es un entorno temporal distinto al que el niño asiste y está diseñado para que el niño pueda:

Después del plazo en el IAES (de hasta 45 días de clase), si la escuela considera que es peligroso que el niño regrese al entorno en el que estaba antes, la escuela puede pedir al oficial de audiencias que ordene que el niño permanezca en el Entorno Educativo Alternativo Interino por periodos de hasta 45 días de clase. Uno de los trabajos del IAES es ayudar al niño a prevenir los problemas de conducta.

Si el personal de la escuela considera que el mantener al niño en una colocación podría causar lesiones al niño o a otros, la escuela puede solicitar una orden judicial para sacar al niño de la escuela o para cambiar la colocación del niño. Sin embargo, la escuela sigue siendo responsable de proporcionar FAPE al niño.

No es una manifestación de la discapacidad

Si se determina que el comportamiento NO es una manifestación de la discapacidad del niño, entonces el niño puede ser expulsado o suspendido al igual que cualquier otro niño sin discapacidades, PERO La escuela debe seguir ofreciendo servicios para que el niño progrese en el currículo de educación general y avance hacia el cumplimiento de los objetivos del IEP, aún cuando el niño ya no esté en el mismo entorno escolar. El equipo del IEP decide qué servicios necesita el niño y dónde serán ofrecidos.

Manifestación de la discapacidad

Si el comportamiento ES una manifestación de la discapacidad, la escuela puede aún así asignar al niño a través del equipo del IEP, pero el niño no puede ser expulsado. El equipo del IEP debe decidir cómo brindar los servicios necesarios al niño en un entorno menos restrictivo.

 

arriba

Opciones de suspensión a largo plazo —Armas, drogas ilegales o lesiones corporales graves

Hay tres tipos de situaciones en las que el distrito escolar puede sacar a un niño con discapacidades de su colocación actual por hasta 45 días de clase, bien sea que el comportamiento sea o no sea una manifestación de su discapacidad:

  1. si el niño trajo un arma a la escuela o a un evento de la escuela, o se descubre que el niño tiene un arma que obtuvo mientras estaba en la escuela o en un evento de la escuela;
  2. si el niño está en concientemente en posesión o usa drogas ilegales, o vende o solicita sustancias controladas mientras está en la escuela o en una función de la escuela.
  3. Si el niño ha inflingido lesiones corporales graves en otra persona en la escuela o en una función escolar.

Además de llamar a la policía, el personal de la escuela puede suspender al estudiante de inmediato por hasta 7 días de clase (enviando a los padres un aviso de la posible expulsión) y transferir al niño a un Entorno Educativo Alternativo por hasta 45 días de clase. Si los padres protestan el Entorno Educativo Alternativo Interino a través de una audiencia procesal, el niño permanecerá en ese entorno hasta el final de la audiencia o el final de los 45 días de clase (lo que ocurra primero), a menos que los padres y la escuela acuerden lo contrario.

El equipo del IEP debe hacer una determinación de indicios. Si el comportamiento es una manifestación de la discapacidad del niño, entonces el equipo del IEP debe hacer una evaluación de comportamiento funcional y un plan de intervención de comportamiento. Si ya existe un plan de intervención de comportamiento, el equipo del IEP debe revisar el plan y cambiarlo de ser necesario para lidiar con el comportamiento. Durante la permanencia en el entorno alternativo, el niño sigue recibiendo servicios y enseñanza necesarios para progresar en el currículo de educación general, seguir tratando de lograr los objetivos en el IEP y aprender comportamientos alternos. Al final del periodo de tiempo, el niño regresa a la colocación anterior, a menos que el equipo del IEP determine una colocación diferente para el niño. El niño debe seguir recibiendo FAPE, sin importar en qué entorno se encuentre.

Las escuelas tienen el derecho de solicitar una orden de un oficial de audiencias o de un juez, si creen que el niño es un peligro para sí mismo o para otros. Consulte las Opciones de suspensión a largo plazo-Peligro para sí mismo o para otros. Adicionalmente, la escuela tiene el derecho y la responsabilidad de involucrar a las autoridades si cree que se ha cometido un delito. Los padres pueden solicitar una copia de la política de envío a la policía del distrito.

No es una manifestación de la discapacidad

Si se determina que el comportamiento NO es una manifestación de la discapacidad del niño, entonces el niño puede ser expulsado o suspendido al igual que cualquier otro niño sin discapacidades, PERO La escuela debe seguir ofreciendo servicios para que el niño progrese en el currículo de educación general y avance hacia el cumplimiento de los objetivos del IEP, aún cuando el niño ya no esté en el mismo entorno escolar. El equipo del IEP decide qué servicios necesita el niño y dónde serán ofrecidos.

Manifestación de la discapacidad

Si el comportamiento ES una manifestación de la discapacidad, la escuela puede aún así asignar al niño en un Entorno Educativo Alternativo Interino por hasta 45 días de clase. La escuela también puede buscar un cambio de colocación a través del equipo del IEP, pero el niño no puede ser expulsado. El equipo del IEP debe decidir cómo brindar los servicios necesarios al niño en un entorno menos restrictivo.

 

arriba

Progreso en el currículo de educación general y objetivos del IEP

Después de que un niño ha sido suspendido por diez días de clase en un año escolar, el niño debe recibir los servicios necesarios para progresar en el currículo de educación general y avanzar hacia el logro de los objetivos del IEP. A través de cualquier exclusión del programa de educación especial que constituya un cambio de colocación, el niño tiene el derecho de seguir recibiendo servicios educativos.  El niño probablemente no reciba el mismo tiempo en el mismo salón de clases o entorno educativo durante las suspensiones u otras exclusiones. Sin embargo, la escuela debe seguir ofreciendo FAPE al niño.

El niño debe seguir recibiendo los servicios indicados en el IEP actual. El equipo del IEP podría reunirse para cambiar el IEP de ser necesario y, si los padres no están de acuerdo con los cambios,  pueden usar los mismos métodos informales y formales de resolución de problemas. El entorno debe estar diseñado para ayudar a que el niño siga progresando en el currículo de educación general, aún si el niño va para otro lugar. El niño seguirá tratando de lograr los objetivos del IEP. Si el niño está en un entorno alternativo (IAES), el programa debe también ayudar al niño a aprender un comportamiento más apropiado para prevenir el problema en el futuro. Si el comportamiento del niño interfiere con el aprendizaje, el equipo del IEP debe considerar las estrategias y apoyo para combatir el comportamiento.

Cuando un niño está en educación especial, el proceso de ayudar al niño al tiempo que se busca proteger la seguridad de otros no siempre es sencillo. Si los padres o el distrito tienen preguntas sobre los derechos y acciones legales, deberían contactar a un abogado.

A través del proceso de lidiar con una conducta grave y las consecuencias, el equipo del IEP, el cual incluye a los padres, asume un papel de liderazgo. El equipo del IEP tiene la capacidad de lidiar con muchos problemas. Si los padres están de acuerdo con los cambios en el IEP o en la colocación para ayudar al niño con el comportamiento, entonces la escuela puede enfocar su energía en ayudar al niño a mejorar el comportamiento. Los padres siguen teniendo derechos importantes durante todo el proceso y es muy importante que entiendan las leyes y los procesos.

 

arriba

Si los padres están en desacuerdo

Audiencia sin demora

Una audiencia procesal debe llevarse a cabo sin demora en algunos casos. Esto incluye cuando los padres están en desacuerdo con una determinación de manifestación o con cualquier decisión relacionada con la colocación por motivos disciplinarios. Las audiencias también deben ser sin demora cuando el distrito desea un cambio de colocación por motivos de seguridad o cuando el distrito desee extender el Entorno Educativo Alternativo Interino (IAES) porque piensa que es peligroso que el niño regrese al entorno anterior.

Una audiencia sin demora debe llevarse a cabo dentro de los 20 días escolares siguientes a la fecha de solicitud. Una audiencia de resolución debe llevarse a cabo dentro de los 7 días siguientes a la solicitud de la audiencia, a menos que los padres renuncien a la audiencia de resolución.  (Consulte el Boletín #06.02)  Se toma una decisión no más de 10 días escolares después de la audiencia. No se permiten extensiones del plazo. El niño permanece en el entorno alternativo hasta que el tiempo haya concluido o que la audiencia haya terminado, la que ocurra primero.

 

arriba

Protección para niños que aún no son elegibles para educación especial y servicios relacionados

Si no se ha identificado que el niño es elegible para recibir educación especial, pero hace algo que quebranta las reglas de la escuela, ese niño podría tener protección bajo la ley de educación especial si, antes de la infracción:

CONSEJO: Si los padres están preocupados por el comportamiento del niño, lo mejor es remitir al niño para que haya una evaluación del equipo del IEP y entregarla al director de la escuela. De ser necesario, los padres pueden pedir ayuda para escribir remitir al niño.

No se considera que la escuela tiene conocimiento sobre la discapacidad de un niño, si los padres del niño han rehusado a autorizar la evaluación o los servicios de educación especial, o si se realizó una evaluación y se determinó que el niño no era elegible para educación especial.

arriba

 

Cooperative Educational Service Agency No. 7
595 Baeten Road
Green Bay, WI 54304
Phone: 920/492-5960
Fax: 920/492-5965

Web Site Designed by Artistic Web Works